:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Capilla de Santa Catalina

La capilla de Santa Catalina se encuentra en la parte más alta del promontorio donde se ubica la marinera Villa de Portonovo. Antiguamente desde esta zona, llamada popularmente “el campo”, se podía disfrutar de unas magníficas vistas de la Ría de Pontevedra, pero actualmente, debido al crecimiento del pueblo, nuevas construcciones las han ido tapando.

Esta capilla es un pequeña y sencilla construcción en piedra, de nave única con planta rectangular, en la que destaca sobre todo la espadaña que se eleva sobre la iglesia, adornada con dos pináculos y rematada en cruz. La fachada principal está adornada también con dos pequeños pináculos, uno a cada lado. En la fachada posterior aparece adosada la sacristía, también de planta rectangular.

Está dedicada a Santa Catalina, Patrona de la Villa de Portonovo, por la que los marineros sienten gran devoción, y a la que se le dedica una fiesta en el mes de noviembre, celebrándose en su honor una procesión marítima.

La capilla está además muy vinculada al resto de las fiestas de la Villa, sobre todo a las del Patrón, San Roque.