:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


Mirador de O Vicaño

En la parte derecha de la playa de Silgar, hacia la Punta Vicaño, está el mirador del mismo nombre.

Se puede decir que define dos espacios diferenciados en el final del paseo de Silgar, primero con una marquesina de madera que da sombra a una bancada al borde del paseo, y después con la prolongación del paseo que se va separando de la vía por medio de un pequeño talud ajardinado.

Ambos espacios están al mismo nivel mientras la calzada y la acera se elevan dejando atrás el paseo y trazando la curva del Vicaño hacia Portonovo.

Desde allí se tienen vistas completas de la playa de Silgar, de punta a punta y con el Puerto Deportivo al fondo, así como de parte de la Ría de Pontevedra y la costa de Bueu al otro lado de la misma.

Todo el arenal de la playa de Silgar es especialmente privilegiado en cuanto al soleamiento a lo largo del día, y también lo es, pero de otro modo, el mirador pues esta es la zona de la playa que antes se refresca, está orientado de espaldas a poniente y al final del día recibe las primeras sombras proyectadas por el promontorio de Punta Vicaño.